Blog

10 Tips para el Diseño de Empaques Atractivos


El packaging de productos es uno de los aspectos más importantes del marketing. Un diseño de empaque atractivo debe hacer tanto una conexión psicológica como física. El empaque identifica al producto y le reafirma a los consumidores que su compra es la correcta. Sin embargo, esto solo ocurre cando los dueños de la marca equiparan las cualidades del empaque del producto con lo que desea el consumidor. El empaque no debe nunca prevenir que los consumidores hagan una compra. Para entender esto correctamente aquí hay algunos consejos que los marketeros y diseñadores de empaques deberían aplicar.

Packaging de galletas cuyas cajas pueden luego reutilizarse como porta lápices.


1. Empieza temprano
Empieza diseñando el empaque temprano en el proceso de desarrollo de producto. Dibuja varios bocetos para tener una idea visual de como debería lucir tu producto. Compáralo con lo que han hecho los competidores en sus empaques. Algunas ideas pueden venir de productos de otras categorías. Desarrolla maquetas basadas en tu investigación de mercado. Los consumidores son la mejor fuente para expresar lo que quieren ver o necesitan.


2. Mantenlo simple
Menos es más para varios productos. Intentar exagerar un producto mediante su empaque puede tener un efecto negativo. Asegúrate de que el empaque hace lo necesario, nada más. El producto debe ser fácil de transportar, incluir advertencias aplicables y también proteger el producto. Los empaques personalizados pueden ser caros y si no sirven un propósito, es un desperdicio de dinero de marketing.

3. Considera el branding y posicionamiento
El posicionamiento y el branding son factores importantes a considerar. Saber el mercado objetivo de un producto específico incluye identificar sus expectativas para el producto. Investigar a los usuarios te ayudará a determinar el empaque más efectivo y atractivo. Descubre cómo los productos de tu competencia están fallando a cumplir sus necesidades y explótalo.


4. Identifica cómo será vendido
Vender productos por internet es ligeramente distinto a tenerlos en el anaquel de una tienda. Los consumidores no podrán tocar y sentir el producto antes de comprarlo, así que el empaque debe apelar a otros sentidos. Aún así, un producto que está en un estante debe resaltarse de la competencia lo suficiente como para que lo compren los consumidores.


5. Piensa en la tipografía
Sea que el producto es vendido por internet, o en una tienda o ambos, el texto en el empaque debe ser legible. El mercado objetivo determina qué tan grande o pequeño puedes hacer el texto. El color debe combinar con el diseño general del empaque. Esto también requiere colocar solo lo importante y omitir texto superfluo. Si los consumidores tienen problemas al leer qué maravilloso es tu producto, comprarán el de la competencia.

 

 

6. Piensa verde
Muchos consumidores se están volviendo más consciente de cómo los productos que compran afectan a los problemas ambientales. Muchas personas reciclan y esperan que el empaque sea amistoso con el medio ambiente. Desarrollar empaques atractivos que aparte sean amigables con el medio ambiente puede impulsar tus ventas.
Pueden haber también requerimientos legislativos a considerar. No todos están restringidos por la ley, sin embargo consumidores y asociaciones pueden darse cuenta. Ser un buen ciudadano corporativo hacia el medio ambiente puede pagar bien.
7. Mantén la atención del consumidor
La investigación de mercado revelará ideas que te permitirán conocer y mantener la atención del consumidor. El consumidor promedio tiene poca capacidad de atención y puede necesitar muchos silbidos y campanas antes de decidirse a comprar el producto. Sin embargo, el empaque no debe tener tantas tendencias y colores que lo vuelvan irrelevante. Encontrar el equilibrio perfecto puede venir a través del ensayo y error. Mantén la lealtad del consumidor, haciendo pequeños cambios en el embalaje al menos cada dos años.

 

8. Considéralo una inversión
Invertir en embalaje de alta calidad atraerá a la creencia de los consumidores que están comprando algo de valor. Recuerda, el empaque representa a la marca y si el valor percibido es bajo, basándose en la apariencia del producto, los consumidores no van a comprar rápidamente.


9. Protege tu producto
Los detalles exteriores son importantes para captar la atención de los consumidores y los consumidores potenciales. Sin embargo, el empaque también debe preservar el producto hasta que los consumidores están listos para usarlo. Considera cuánto tiempo el producto tendrá que estar en la tienda. Los bienes de rotación lenta pueden tomar varios meses o incluso años hasta alcanzar su destino final. Por lo tanto, los materiales del empaque deben poder resistir los elementos con los que entre en contacto.


10. Considera las restricciones de producción y manufactura
Determinar como el empaque va con el producto es importante. Las limitaciones de producción y fabricación pueden dificultar cómo el envase está diseñado y tiene que ser una parte del proceso inicial. Las discusiones constantes con el departamento de producción se asegurarán de que el diseño se alinea con lo que funciona mejor. Trabajar a partir de una lista que tenga en cuenta al equipamiento y al personal de producción y manufactura, así como lo que los consumidores quieren ver.


Consejos para Diseñar una buena Etiqueta


Siguiendo estos consejos el éxito en el diseño de etiquetas está asegurado:


1. Empatía comunicacional
Un diseño efectivo es aquel que logra la empatía comunicacional, es decir, aquel que capta las necesidades del público al que se dirige. El diseñador, mediador entre productor y público, debe ser absolutamente conciente de qué tipo de personas van a recibir el diseño y cómo es el diálogo entre consumidores y producto. Para esto hay que conocer los códigos que maneja el sector social de los receptores a los que se apunta. La correcta resolución de un diseño se logra gracias a un exhaustivo análisis del producto y del mercado.

2. Posibilidades realistas
Es importante tener en cuenta que hay que diseñar a partir de las opciones reales disponibles. El diseño debe pensarse en base a una tecnología, un presupuesto y una aplicación realistas, de lo contrario, el trabajo de diseño será en vano y se habrán creado falsas expectativas. Para diseñar es necesario ser creativos y también racionales.

3. La tipografía
Es necesario hacer un análisis exhaustivo de la información a distribuir en el espacio de la etiqueta, ya que éste es reducido y la información es mucha. Se deberán tener en cuenta distintas tipografías para diferentes funciones, como así también distintos cuerpos tipográficos a utilizar. Además, hay que hacer pruebas impresas para verificar la legibilidad de la etiqueta.

4. El color
Los colores en una etiqueta tienen una gran importancia, ya que permiten apuntar a un determinado público, colaboran con la decoración del producto, llaman la atención si están bien combinados y producen efectos visuales que pueden generar la sensación de cambios morfológicos en el envase. También se debe analizar el número de colores en relación con el presupuesto disponible, dado que cuantas más sean las tintas a emplear, mayor será el costo.

5. Morfología y presupuesto
A la hora de pensar en la morfología de una etiqueta es necesario tener en cuenta el presupuesto disponible, ya que los costos varían según el corte sea o no ortogonal. El corte ortogonal se realiza con guillotina, mientras que los cortes irregulares requieren de una máquina cortadora especial. Este tipo de cortes tienen un precio más alto. Por otra parte, no importa el tipo de corte, en el momento de diseñar no hay que olvidar las marcas de registro y las demasías. Las marcas de registro son aquellas que indican por dónde debe hacerse el corte. Y las demasías son la extensión de la imagen algunos centímetros hacia fuera para evitar que los cortes en grandes cantidades hagan perder parte de la imagen.

6. El envase
El diseño de una etiqueta está relacionado con el envase de un producto. Por este motivo, para diseñar una etiqueta efectiva es fundamental tener en cuenta la forma, material y color del envase. Según estas características se deberá decidir cuántas etiquetas son necesarias -una sola, envolvente, o dos, una para el frente y otra para el dorso-, cuál es el mejor formato para que se luzca la marca, qué colores son acordes al envase, qué papel se utilizará para imprimir.

7. El mensaje
En el momento de diseñar una etiqueta hay una serie de elementos y datos a distribuir en el plano, de acuerdo con el mensaje que se quiere expresar. Es necesario corroborar que los receptores comprenderán el mensaje deseado. Para ello, una forma de comprobarlo es mostrar el boceto de la etiqueta a alguien que no participa del proceso creativo y que no ha visto antes el diseño. Es importante, además, tener en cuenta las sugerencias del colaborador, ya que tendrá una mirada más objetiva.

8. Misceláneas
Es necesario ser cuidadosos con el uso de las misceláneas, ya que, a diferencia de lo que sucede en otras piezas de diseño, en las etiquetas y los envases las misceláneas cumplen una función relevante. No sólo adornan sino que también son marcas y guías en el envase.

Encuentranos en:

Nuestras Etiquetas

Contactenos

  •  Calle San Cristobal 1573 Stand 3 Primer Piso (Galeria Don Ricardo)
  • Teléfono 999-183-864
  • Correo ventas@barbaraserigraf.com
  • Mapa Lima - Perú

Siguenos en: